Este malware oculta las carpetas y archivos del USB, y crea accesos directos (archivos "lnk") para reemplazar a los originales.

Tambien puede generar backdoor a aplicaciones maliciosas de terceros.

Solución MAC

  1. Para hacer visibles todos los archivos ocultos, ejecuta los siguientes comandos en la Terminal:

     defaults write com.apple.finder AppleShowAllFiles True
     killall Finder
  2. Por último, copia todos tus archivos en tu Mac, en otro USB o en un disco duro externo, y formatea el pendrive.